Vinagre de manzana para cuidar tu cabello.

No te preocupes por el fuerte olor del vinagre. Una vez seco, tu cabello dejará de oler.



El vinagre de manzana es un producto que se utiliza como remedio para muchos problemas de salud y consejos de belleza. También puedes usarlo para quitarte carnosidades y verrugas, para hacerte un lavado facial y para preparar bebidas desintoxicantes.

Muchas veces los jabones y champús pueden quitarle a tu cabello y a tu piel sus aceites naturales, dejándolos secos. Al enjuagarse el cabello con vinagre de manzana es un excelente tratamiento para tú cabello y cuero cabelludo, entre otros muchos beneficios que puede aportar el vinagre de manzana a tu cabello.

Ayuda a equilibrar el pH del cabello y cuero cabelludo

En el mercado hay diferente productos que maltratan el cabello y cuero cabelludo, alterando su pH y dejándolo seco y quebradizo. El cabello debe conservar un pH ideal de 4 a 5, por lo que la acidez del vinagre de manzana puede ser un gran aliado. Al utilizar vinagre de manzana podrás restaurar el pH natural de tu cabello, sin dañar sus aceites esenciales.

Sella la cutícula del cabello

El uso de vinagre de manzana en el cabello ayuda a sellar la cutícula del cabello y con esto hace que nuestra melena luzca suave y brillante. Este beneficio también ayuda a conservar la humedad natural del cabello, evitando problemas de puntas abiertas.

Funciona como acondicionador natural

El vinagre de manzana ayuda a desenredar fácilmente el cabello, lo suaviza y lo deja más manejable. Este producto es un perfecto sustituto de los acondicionadores comerciales, ya que cuida tu cabello, lo deja suave y con un brillo único.

Estimula el crecimiento del cabello

Las propiedades antisépticas y desinfectantes del vinagre de manzana pueden tratar los folículos pilosos afectados por la infección bacteriana responsable de la caspa. Este beneficio, sumado a su acción para estimular la circulación en estos folículos pilosos, fortalece las raíces del cabello y promueve su crecimiento saludable.

Esta sustancia contiene las enzimas beneficiosas, bacterias, pectina y minerales que hacen que el vinagre de manzana sea bueno para ti. También es buena idea agitar la botella cada vez que la vayas a usar para distribuir bien su contenido. Hasta puedes hacer tu propia vinagre natural.

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 2 cucharaditas de vinagre de manzana

Preparación:

En una botella de atomizador mezcla las 2 cucharaditas de vinagre de manzana con la taza de agua, usa la misma proporción si piensas hacer más cantidad.

Según algunas referencias, se puede usar una mayor concentración de vinagre de manzana porque al cabello grasoso le hace mejor el vinagre que al cabello seco. Comienza diluyendo menos y puedes ir aumentando poco a poco hasta conseguir la fórmula que funcione mejor con tu cabello.

Después de aplicar champú aplica el enjuague de vinagre de manzana, masajeando bien tu cabello y cuero cabelludo. Déjalo por un par de minutos. Luego enjuágate bien con agua, no necesitas acondicionador.

No dejes que te caiga en los ojos porque dolerá. Mientras tu cabello esté húmedo olerá a vinagre, pero cuando se seque el olor se irá.

Haz este tratamiento una o dos veces por semana.

También puedes incluir hierbas en el enjuague (haciendo una infusión en el agua previamente). Puedes agregar lavanda para dejar un aroma agradable o romero para estimular el crecimiento. También puedes echarle algunas gotas de algún aceite esencial para tener un cabello más saludable.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla