Cómo elegir el acondicionador.

¿Tiene mucho frizz, está reseco, se quiebra con facilidad? ¿Está opaco, grasoso, tal vez un poco debilitado? Todos estos son síntomas importantes para buscar un acondicionador.



No es un secreto para nadie que nuestro cabello requiere de atenciones y que dependiendo de su tipo debemos darle cuidados específicos y es que no obtendremos el mismo resultado al usar champú para cabellos grasos en los de tipo seco, o al adquirir un producto para pelo liso cuando el nuestro es rizado. Te damos las claves para elegir el acondicionador según tu tipo de pelo y sacarle el máximo provecho.

Pasos a seguir:

Una de las razones más frecuentes por la que nuestro cabello luce opaco y sin vida es porque no sabemos elegir los productos adecuados para su tratamiento, en especial cuando de acondicionadores y cremas para peinar se trata.

Si tu pelo es seco y encrespado o con frizz debes optar por los acondicionadores y mascarillas hidratantes que ayudarán a neutralizar esta condición y hacer que tu melena luzca mucho mejor.

Si eres la típica persona con el pelo fino, muy liso y un poco débil (se cae fácilmente) lo mejor en tu caso son los productos que otorgan volumen, la diferencia será discreta pero se notará.

Los acondicionadores para pelo normal son ideales para quienes tienen un cabello saludable, brillante y fuerte que, en honor a la verdad, no es precisamente una gran mayoría, pero si es tu caso felicidades sigue cuidándolo para que esté perfecto.

Las personas que cuentan con un pelo graso en especial en las raíces, deberán usar productos especiales para su tipo de cabello que deben ser de consistencia ligera. Recuerda aplicarlo únicamente en las puntas.

Toma en cuenta estas recomendaciones a la hora de elegir también las mascarillas y cremas para peinar después del baño para mantener tu pelo hermoso y saludable


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla