Hoteles perfectos para millennials.

Una característica muy millennial, buscan alojamientos carismáticos y con personalidad, que mezclen ese estilo postmodernista tan propio, con elementos vintage.



Según el estudio ‘Millennials y hotelería: La redefinición del servicio’, elaborado en 2015 por la empresa Oracle Hospitality, el 82% de los nuevos turistas se conectan a la red wifi de los hoteles. Además, el 55% de los mismos quisiera también conectar sus dispositivos a la televisión o al sistema de sonido de la habitación, para acceder a su propio contenido. No se concibe un hotel pensado para millennials sin contemplar el uso de las tecnologías. Otras opciones que esta generación les encantaría realizar a través del móvil son Servicio al Cuarto y “check in-check out” desde el celular.

No te confundas, de nada sirve el hotel más moderno del mundo si no ofrece un trato humano y cercano. Los millennials son los consumidores más exigentes que hayan existido y para muestra, según reseña el informe de Oracle Hospitality, el 70% de ellos visitan foros, consultan los comentarios de blogs especializados o de redes sociales antes de emprender un viaje. Un buen precio (requisito sine qua non) no es una excusa para un servicio ineficiente.

¿Encerrados en un hotel? ¡Por qué si hay tanto por conocer! La generación que más gasta cuando viaja busca vivir experiencias completas que van más allá de la cama. Las cadenas hoteleras que ofrecen tours por la zona o que tienen una lista de actividades, lugares o eventos a visitar durante la estadía, enamoran los corazones de este grupo. “Likes” adicionales si cuentan con una app que permite al huésped ver todos los sitios y rutas turísticas importantes de la ciudad, así como guiarlos en el camino.

Atrás quedó el concepto “nosotros y ellos”. Los millennials prefieren hoteles que estén abiertos a los habitantes de la zona. Que entren y que utilicen los restaurantes, tiendas o bares sin necesidad de hospedarse en el lugar. Esto sucede porque permite interactuar con personas que conocen cada detalle de la ciudad.

Incluso si se trata de hoteles de bajo presupuesto, los jóvenes expresan su deseo por amenidades de calidad, particularmente en ofertas de comida, gimnasio y baño. Como resultado, las cadenas más nuevas se apresuran a formar alianzas con marcas respetadas, a escala y global.

Daniel Hotel, Viena

Es joven, elegante, económico y muy cool, tiene espacios de cemento pulido, con piezas de arte aquí y allá, y el personal lo sabe todo sobre la vida nocturna de Viena. El Daniel es clase, hipsterismo y espíritu urbanita. Todo un icono.

Urban Cowboy (Nashville, Estados Unidos)

Como en un western moderno: esa es la sensación que te invadirá en Nashville y que vivirás de primera mano durmiendo en esta casita donde la madera, la taxidermia, los estampados navajos y las paredes raídas (hecho aposta, para darle una pátina de vejez asegurada) son la foto de cabecera que cualquier Instagramer busca.

Standard Hotels

No hay nada más fashion que The Standard: moda, vanguardia, celebrities de lo más fresco, referencias pop, arte cool, chapuzones patrocinados por modelos de esas que quitan el aliento y hasta un magazine cultural propio. Síguelos en Instagram; aunque odies los hoteles, los amarás.

ACE Hotels

Los hoteles ACE, en Estados Unidos y Panamá, fueron pioneros del ambiente Millennial hace unos años. Entonces ya vieron el filón de las mesas de madera sin tratar, el retrochic, el WiFi non stop y las habitaciones personalizadas. Hoy siguen siendo hype en ciudades como Nueva Orleans, Pittsburgh, LA, Londres, Palm Springs, Nueva York, Portland, Seattle y Panamá. Los hipsters -avanzadilla de los Millenials- son, no lo olvidemos, un poco burgueses de corazón.

San José Hotel (Austin, Texas)

Intenso, un tanto lánguido, muy vintage… Y divertido a rabiar. El Hotel San José es algo así como el templo Millennial hotelero de Austin, Texas (meca hipster). Además, es un alojamiento pet-friendly (un tema también muy Generación Y), te dan ¡una máquina de escribir! para que compongas tu obra magna y tiene un café-bar que reúne a los más barbudos de estos lares.

Aloft Hotels

Los Aloft son, por definición, lo más cool de lo cool. Pero es que además hace poco estrenador en su sede de Manhattan un servicio de habitaciones orientado a las mañanas de resaca… ¡a través de emojis! ¿Se puede ser más Millennial que eso? NO, no se puede.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla