¿Quién engaña una vez, lo volverá a hacer?

Un informe publicado en la revista científica Archives of Sexual Behavior sostiene que si eres infiel una vez es posible que lo seas otra vez, y otra vez.



Una infidelidad rompe con un elemento esencial dentro de la relación: la confianza. Sin embargo, su efecto es más dramático porque no sólo se termina con la situación sentimental, sino se daña emocionalmente a la otra persona. Aunque, ¿quién engaña una vez, lo volverá hacer?

Según el reporte, el 45% de las personas que fue infiel en una primera relación, también lo fue en la siguiente.

Solo un 18% de quienes no mintieron a su primera pareja aseguraron haber traicionado en la segunda relación.

En tanto, 1 de cada 5 uniones pasa por este conflicto que afecta a niños, pareja, familiares y hasta a los amantes.

El estudio (que pueden ver aquí) se fundamenta en los testimonios de 484 parejas estadounidenses, cuyas edades fluctúan entre los 18 y los 40 años.

Destacan otras características como el de ser parejas serias y sólidas, cuya primer romance se extendía en promedio tres años y dos meses, y el segundo alrededor de dos años y cinco meses.

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Denver, una pareja que ha engañado a su compañero en el pasado es 3,4 veces más propenso a volver a ser infiel en una relación posterior.

Con la participación, durante cinco años, de 484 de personas de ambos sexos, la investigación también afirma que (aunque es difícil de creer pues se conoce las señales de infidelidad) las personas que han sido traicionadas tienen más probabilidades de salir o entablar una nueva relación con personas “mujeriegas” o infieles.

Además, aunque el compañero actual no sea infiel, quien ha vivido esta situación tiende a sentir celos, menos confianza y compromiso, debido a los temores y resentimientos que no ha dejado atrás.

Por ello es importante ser capaz de enfrentarse a la posibilidad de que tu o su pareja podrían tener problemas para mantener la fidelidad, esto te permitirá tener un mayor control sobre las cosas que pueden pasar.

Cuando se percibe erróneamente que el amor se ha acabado en la relación, porque ya no se da la intensidad sexual y romántica propia de los primeros pasos en una relación, se tiende a una infidelidad. La realidad es que, en las parejas sanas, a medida que pasa el tiempo el amor se transforma en mayor compromiso, intimidad y confianza.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla