El retiro por desempleo no te conviene.

Cada vez son más las personas que al quedarse sin empleo hacen un retiro de hasta el 10% de sus ahorros acumulados en su cuenta de afore.



De acuerdo con la ley vigente, para acceder a una pensión mínima garantizada, los futuros jubilados deben tener por lo menos 1,250 semanas de cotización al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), “cifra que de por sí ya es difícil alcanzar, por la alta rotación laboral entre la formalidad y la informalidad; y a eso se suma que al hacer retiros por desempleo se pierden semanas de cotización”, alertó Carlos Ramírez Fuentes, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

SIMULADOR

Una persona con 300 semanas de cotización y con un saldo en su cuenta de afore de 50 mil pesos, podría retirar hasta 10% de esos recursos en caso de quedar desempleado, equivalentes a cinco mil pesos; pero también se perderían el 10% de las semanas cotizadas, quedándole sólo 270”, ejemplificó.

Ese es el riesgo de los retiros por desempleo, derecho al que cada vez más trabajadores están acudiendo, sin saber que restan semanas de cotización y hacen más difícil cumplir con el requisito para acceder a una pensión mínima garantizada, que es pagada por el IMSS, en caso de no tener los suficientes recursos para contratar una renta vitalicia con una aseguradora.

Sólo durante el año pasado, un millón 763 mil trabajadores hicieron un retiro por desempleo de sus cuentas de afore, por un monto total de ocho mil 571 millones de pesos, según cifras de la Consar. Si bien el monto de los retiros disminuyó 1% respecto a 2015 y casi 22% respecto a 2014; el número de personas que retiro dinero por desempleo en 2016 registró un aumento de 31.8% en comparación con el año anterior.

Este incremento, explicó Carlos Ramírez, no necesariamente está vinculado a cifras de desempleo en el país, que de hecho han disminuido según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), sino que se asocia a la promoción que hacen los vendedores de las afores para tratar de capturar la atención del cliente.

Desafortunadamente, los agentes promotores de aquellas afores que tienen tiendas asociadas a su modelo de negocios, o incluso en sucursales si están asociadas a banco, cachan ahí a los jóvenes y les promueven el retiro por desempleo y muchas veces lo que ocurre es que se lo gastan en la misma tienda, entonces por eso se vuelve más apetitoso”.

Asimismo, precisó que según sus cálculos, una tercera parte de las personas que hacen estos retiros son jóvenes, menores a 35 años de edad. De ahí que a pesar del incremento en el número de ahorradores que usan el retiro por desempleo, el saldo acumulado de estos recursos sea menor; ya que al tener poco tiempo cotizando al IMSS sus ahorros en la afore son bajos, y por ende la cantidad de la que pueden disponer.

Carlos Ramírez agregó que si bien estos retiros pueden hacerse una vez cada cinco años, se están tomando medidas para que disminuya el número de personas que acude a este derecho cuando se queda sin empleo.

Una de estas medidas, fueron las modificaciones en el documento de solicitud de retiro por desempleo, que explican claramente cuál será el impacto en sus semanas de cotización en caso de concretar el retiro.
La Consar ya no entrega los recursos en una sola exhibición, sino que el monto a retirar lo entrega en seis mensualidades, con la intención de disminuir el impacto del retiro por desempleo.

Fuente: www.dineroenimagen.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla