¿Qué le hace el alcohol a tus riñones?



Seguramente te habrás dado cuenta que cuando bebes alcohol aumenta la frecuencia con la que vas al baño. Quizá creas que la razón es justamente que estás bebiendo más líquidos y que el cuerpo debe deshacerse del exceso de “agua”… Pero esa idea es incorrecta porque, como habrás notado, no te pasa lo mismo con otros líquidos.  Entonces, ¿por qué orinas más veces cuando te tomas unas cervezas? La razón está en una hormona a la que el trago “le cae” muy mal…

La vigilante de los riñones

Los riñones funcionan como un colador: Filtran la sangre para quitarle las impurezas y el exceso de agua. Esos desechos van a la vejiga para eliminarse con la orina. Pero no toda el agua que pasa por los riñones se envía a la vejiga: Sólo la que “sobra”. Eso quiere decir que el resto del agua se reabsorbe (en los mismos riñones) y vuelve a tu cuerpo. De esa manera tu organismo evita la deshidratación.

La encargada de vigilar que los riñones hagan bien su trabajo y que no elimine más agua de la necesaria es una hormona, llamada hormona antidiurética o vasopresina. Pero cuando bebes le ocurre algo curioso.

La vasopresina se va de fiesta

Ante la presencia del alcohol la hormona antidiurética “se olvida” que está trabajando y deja de funcionar. Entonces, sin nadie que los vigile, los riñones también “se relajan”, se “unen a la fiesta” y descuidan su trabajo: Y ahí empieza el problema: En vez de eliminar sólo un poco de agua, le envían toda la que puedan a la vejiga. Y la vejiga se llena más rápido de lo normal y tienes que orinar más. Es una gran paradoja: Tú estás bebiendo abundantes líquidos, pero, como tienen alcohol, lo que estás consiguiendo es deshidratarte (y emborracharte, de paso).

Cuando la situación empieza a salirse de control los riñones “se dan cuenta” de su “descuido” y tratan de conseguir agua de cualquier parte del cuerpo para compensar el grave problema. Y la obtienen, por ejemplo, de las capas protectoras del cerebro (meninges) … Y eso es lo que causa el dolor de cabeza de la resaca al día siguiente. La deshidratación masiva también consigue que buena parte de las sales y el potasio que necesitas para funcionar bien se vayan a inodoro.

No es lo único que ocurre. Tu estómago, tu hígado, tu intestino delgado, tu corazón y tu sistema nervioso también sufren consecuencias importantes. La gran pregunta es: ¿Todo esto hace daño? Sí. Cuando abusas en cantidad y en frecuencia del alcohol estás obligando a tus riñones y a otros órganos del cuerpo a funcionar mal. Pero no sólo eso. Es sabido que el hígado es el que se lleva la peor parte de esta historia. Pero lo que muchos no saben es que cuando el hígado funciona mal los riñones tienen que trabajar el doble. Y eso deja secuelas. Por eso no es sorprendente que una de las causas de la insuficiencia renal, una enfermedad muy grave, sea el exceso de alcohol,

Así que ya sabes. Diviértete, pero no te excedas.

Y ya que estamos hablando de resacas… Lo peor que puedes hacer para enfrentarla es tomar más alcohol, café o bebidas gaseosas con cola: Estas dos últimas contienen cafeína, una sustancia que tiene un efecto similar sobre la hormona antidiurética. Lo mejor que puedes hacer cuando estás con resaca es beber mucha agua y descansar.

Fuente: www.uronoticias.blogspot.mx

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla