Signos ocultos de la depresión postparto.

La depresión posparto causa tristeza, irritabilidad, insomnio y ansiedad en la mujer.



Quizás has escuchado a tus amigas hablar de la depresión postparto, pero no le has prestado atención. ¿Te gustaría saber cuáles son los signos o síntomas que se presentan? y ¿Cómo saber si la padeces?. Primero, la depresión postparto es una enfermedad que ataca a las mujeres después de que han tenido a su bebé. Esto es debido a varios factores. Los más significativos son los grandes cambios hormonales que se pueden presentar, mientras que el cuerpo se empieza a acostumbrar a no estar en estado de embarazo. Y por otra parte, psicológicamente, la mujer debe hacerle frente a un cambio tremendo en su vida y en su cuerpo. Ahora que es mamá, es responsable de una criatura que depende totalmente de ella, y además, muchas veces las mujeres quedamos con cambios permanentes en nuestro cuerpo.

Lo primero que debes tener en cuenta es que para saber si tienes los síntomas de depresión postparto, no necesitas experimentar todos los síntomas de depresión que existen. Y es porque la depresión postparto y la ansiedad no tienen siempre los mismos síntomas en todas las personas, ni se presentan de la misma manera. Es decir, tu experiencia puede diferir, en comparación a los de otra persona que presente la misma enfermedad. Las mujeres con depresión postparto pueden sufrir los síntomas de depresión mayor, la mayor parte del tiempo, durante un período que puede abarcar desde las 2 semanas, hasta meses o años después del embarazo. Estudios han demostrado, que las mujeres que ya han tenido depresión en el pasado, son más propensas a sufrir una depresión postparto. Entonces, si es que has tenido depresión, te animamos a que acudas a un especialista para poder prevenir un posible episodio de depresión postparto.

Los signos ocultos de la depresión postparto

La realidad es que todos tenemos días malos, y de vez en cuando alguien podría presentar síntomas de depresión. Sin embargo, cuando hablamos de depresión postparto o de ansiedad, es cuando los síntomas van más allá de sólo pasar unos cuantos días malos. En ocasiones, quien padece de depresión postparto, pudiera tener síntomas de ansiedad y viceversa. Hay personas que pueden tener ambos y que por períodos, se puede intensificar uno de los síntomas, y luego, el otro. Es decir, puede ser que tú tengas un poco de ambos. A continuación vamos a presentar 5 signos ocultos de la depresión postparto. Esto en ningún caso reemplaza una visita con un profesional. La cual siempre es necesaria para obtener un diagnóstico y un tratamiento correcto.

1. Te sientes abrumada

Pudieras pasar gran parte del tiempo pensando “No puedo hacer esto y nunca voy a ser capaz de hacerlo”. Podrías sentir que el hecho de ser mamá, es una tremenda responsabilidad que no pudieses manejar. Y puede que llegues a preguntarte “¿Qué me llevó a querer ser mamá?”. Estas preguntas son normales, pues efectivamente ahora tienes una responsabilidad que no tenías antes y tal vez, cuando decidiste ser mamá (si es que lo decidiste), no tenías tan claro por qué querías ser mamá. Ambas preguntas no tienen una respuesta tan simple. Sin embargo, el intentar responderlas, puede darte mayor claridad como persona y en cuanto a tu rol como mamá. Pero si observas que tus respuestas te llevan a sentir culpa o a tener una sensación de no tener escape, ambas sensaciones prolongadas en el tiempo (más allá de dos semanas) son síntomas de depresión postparto.

2. Tienes sentimientos de culpabilidad

¿Piensas frecuentemente que deberías manejar mejor el hecho de ser mamá y que deberías sentirte más contenta con esto?. Otro pensamiento relacionado y recurrente es el sentir que tu bebé merece algo mejor de lo que tú le das. Si piensas que tu bebé está llorando mucho o si piensas que se puede sentir mal en gran parte del tiempo, entonces tal vez sientas una preocupación exagerada por él. Si además no sientes esa conexión que esperabas con él, de la que muchas mujeres hablan que sienten, incluso podrías llegar a pensar que tu bebé estaría mejor sin ti o con otra persona.

Si te sientes identificada con alguna de las sensaciones ya descritas, todas son una clara señal de que tienes una alta carga emocional y de que necesitas encontrar la mejor manera de liberar esas emociones. Para ello, dentro de las mejores opciones está el contar con la ayuda de un amigo o de tu pareja que pueda apoyarte, y también buscar asesoría profesional. Dentro de lo posible, te animamos a ir donde un profesional antes de que estés explotando de lo mal que te sientes, intenta ir incluso, de manera preventiva. Te puedes sorprender de lo bien que te puede hacer el hecho de conversar con un profesional.

3. No te sientes unida a tu bebé

No tienes los sentimientos de mamá perfecta que has visto desde siempre en la televisión o que has leído en las revistas o libros. Si es que sientes un poco de desapego hacia tu bebé, esto puede revelar un síntoma de depresión. Al respecto, es ideal que intentes recobrar esa unión natural, ya que además de ser un sentimiento maravilloso, es un momento importante en tu vida y en el desarrollo de tu hijo. Entonces te aconsejamos el intentar de sentir una conexión con él. Sin embargo, tampoco la fuerces, ten paciencia contigo misma y fé en que lo lograrás.

4. Sentimientos de irritación

Sientes que no tienes paciencia, que todo te molesta. Puedes llegar a sentir resentimiento hacia tu bebé, tu pareja o tus amigos que no tienen bebes aún. Puedes incluso llegar a perder el control, debido a la rabia. Sientes vacío e incluso un entumecimiento que sólo mejora con los movimientos. Te da una profunda tristeza, no puedes dejar de llorar, aunque no hay razones aparentes o reales para hacerlo. Te sientes sin esperanza, sin salida, como si tu situación no fuese a mejorar nunca.

5. Te sientes desconectada

Podrías sentirte aislada del mundo como si fueses un muro invisible. Ves que haces todo lo que debes hacer, tomas tus vitaminas, te sientes espiritualmente llena, haces ejercicios, pero sientes que algo profundo te falta. Sientes dentro de ti un vacío que no es fácil de describir, y miras a tu alrededor y ves que lo tienes todo, lo cual empeora las cosas, porque sientes que tu sensación de vacío no tiene sentido, ni razón de ser. Este es un síntoma común en la depresión después del parto, que requiere la consulta con un especialista que pueda orientarte para volver a encontrar el rumbo. Porque aunque no sepas qué es lo que te falta exactamente, hay algo que no está bien y lo sientes.

La depresión postparto es más común de lo que crees, a casi todas las mujeres les da en mayor o menor intensidad. Ya diste un paso importante, que es el empezar a buscar información. Ahora no te guardes lo que sientes, compártelo con tu pareja, tus amigos o familiares. Deja que te den opiniones y consejos útiles. Si es que no lo son, haz un intento por desecharlos. Que te desahogues es bueno, pero mejor aún es que después de que lo hagas, busques ayuda de un profesional en la materia. Si no sabes a quien acudir, seguro tu médico de cabecera estará dispuesto a darte opciones.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla