Sopa de espárragos con ajo silvestre



Ingredientes

Tiempo de preparación: 30 minutos, más el tiempo de cocción
Raciones: 4 porciones

  • 500 gramos de Espárragos blancos
  • Sal
  • Azúcar
  • 1 cucharada de zumo de Limón
  • 1 ½ cucharadas de Mantequilla
  • 2 cucharaditas de Harina
  • 300 ml de Nata
  • 1 manojo de Ajo Silvestre

Preparación

Lava los espárragos, pélalos y desecha los extremos duros. Córtalos en trozos de 3 cm. Cuece durante unos 10 minutos las peladuras de los espárragos en 750 ml de agua con una pizca de sal y otra de azúcar, y zumo de limón. Pásalo por el chino. Cuece luego los trozos  de espárrago en el caldo resultante sin que queden demasiado blandos. Escúrrelos y reserva el caldo. Manten los trozos de espárrago calientes.

Derrite la mantequilla en una cazuela y rehoga la harina. Incorpora el caldo de los espárragos y llévela a ebullición sin dejar de remover. Añade luego 200 ml de nata y déjalo cocer a fuego lento otros 10 minutos.

Lava el ajo silvestre,  escúrrelo bien y pícalo. Incorpóralo a la sopa y has un puré con la trituradora. Condiméntalo con un poco de sal, pimienta y azúcar.

Finalmente, incorpora los trozos de espárrago a la sopa y sírvelo con el resto de la nata montada y pan blanco.

Beneficios

El espárrago es una fuente de muchísimos nutrientes como la fibra, folato, vitamina A, C, E y K, y de proveernos con cromo, indispensable para metabolizar la glucosa y regular la insulina.

El ajo silvestre igual que el ajo cultivado es muy saludable debido a la Alicina. Esta sustancia azufrosa tiene un efecto antibiótico y además regula los niveles de grasa en la sangre. Es una planta del género Allium, y por lo tanto está emparentada con el cebollino, la cebolla y el ajo cultivado.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla


Artículos Relacionados