Cómo elegir el cepillo de dientes.

Debido a la gran variedad de formas, tamaños y modelos de cepillos dentales existentes en el mercado, a veces resulta difícil decidir qué tipo de cepillo dental comprar.



Esta es una guía de la Asociación Dental Americana.

Cualquier cepillo que elija debe tener cerdas suaves. Las cerdas duras pueden causar que el tejido de las encías se retraiga haciendo que las raíces de los dientes queden expuestas y aumente la sensibilidad al calor, al frío y a ciertos alimentos y bebidas.

Elija un tamaño de cabezal que quepa fácilmente en la boca y pueda cepillar uno o dos dientes a la vez (el tamaño general es de 1″ de largo y ½” de ancho).

Los cepillos eléctricos no limpian los dientes mejor que los comunes. Sin embargo, si el cepillo eléctrico lo motiva para limpiar sus dientes con más frecuencia y durante el tiempo requerido, vale la pena la inversión.

Los cepillos eléctricos son mejores que los manuales para quienes necesitan ayuda para cepillarse los dientes, como las personas que padecen artritis (o cualquier afección que pueda limitar la movilidad), las que usan correctores dentales o las que tienen dientes desalineados o disparejos y les resulta difícil hacer una limpieza completa.

Reemplace su cepillo de dientes (o el cabezal si es eléctrico) apenas las cerdas luzcan gastadas o deshilachadas (generalmente cada tres meses). Un cepillo de dientes gastado no hará una buena limpieza. Recuerde que siempre debe reemplazar el cepillo de dientes después una enfermedad.

Si todavía no decidió qué cepillo de dientes usar, consulte a su dentista.

Si está buscando un cepillo de dientes para niños, elija uno con las siguientes características:

  • Cerdas suaves (para una limpieza delicada)
  • Cabezal muy pequeño (diseñado para los dientes de un bebé)
  • Mango largo (más fácil de agarrar para los niños)

¿Con qué frecuencia debo reemplazar mi cepillo dental?

El reemplazo de su cepillo debe realizarse cuando sus cerdas se desgasten o bien cada tres meses. Es importante cambiar el cepillo dental después de un resfriado puesto que las cerdas acumulan gérmenes que pueden provocar una nueva infección.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla