Cómo restablecer a tu esposa cuando se está desmoronando



Las mujeres que limpian las lágrimas de sus hijos, que desinteresadamente sirven día tras día con poco o ningún aprecio, que hacen malabares con el trabajo y la crianza y las noches sin dormir y la culpa sin fin, que aman ferozmente a sus maridos, que continuamente cuidan de las necesidades de todos excepto la suya. Son las mujeres que administran el mundo en silencio.

Y, si eres una mujer que lee este artículo, “ellos” probablemente se refieran a ti.

Sé la mirada en tu ojo. Sé lo que se siente dar todo y nunca sentir que es suficiente. Sé lo que se siente al despertar y preguntarse cómo pasará el día. Por favor sepa que no está solo.

Para los maridos, te necesitamos. Sabemos que no podemos caminar por el camino de la vida solo. Cuando caemos, necesitamos que nos atrape y nos ayude a permanecer de pie. Necesitamos que limpie nuestras lágrimas y nos abrace con tanta fuerza que sea casi difícil respirar. Necesitamos que nos consuele cuando la vida se vuelve muy difícil de soportar.

Para los hombres increíbles que nos aman, sé que es difícil saber qué hacer. Sé que a veces las palabras correctas son difíciles de encontrar. Queremos ayudarte a ayudarnos. Le pedí a mujeres de todo el mundo que compartieran sus opiniones sobre cómo los esposos pueden ayudar a sus esposas a restablecerse cuando están estresadas o abrumadas. Espero que estas ideas te sean útiles:

1.Sé consciente de sus responsabilidades

Independientemente de si ella se queda en casa o va a trabajar, ¿sabes lo que hace todo el día? Si no lo haces, pregúntale a ella. Su lista de cosas para hacer probablemente esté repleta de tareas que superan con creces su tiempo y energía. Sé consciente de sus necesidades y agradece sus sacrificios.

2.Participe ANTES de que ella se agote

El mejor momento para comenzar a ayudar a su esposa es ahora. No espere hasta que ella se descompone para ofrecer una mano amiga.

3.Sé un participante activo

Se necesitan dos para ser padres. Se necesitan dos para hacer que un matrimonio funcione. Se necesitan dos para ejecutar un hogar. Participe en todos los aspectos de su vida familiar. El trabajo es difícil, pero su estado de empleo no le da permiso para optar por dejar de hacer las tareas del hogar, disciplinar y planear noches de cita.

4.Deja de tratar de arreglar sus problemas

Sólo escucha. Eso es todo lo que necesitas hacer. Y si ella quiere que ofrezcas soluciones, ella las pedirá.

5.Sostenerla

Encuentre algo para mantener a sus hijos ocupados, y luego tome a su esposa en sus brazos y dígale cuánto la ama. Sosténgala de cerca y déjela llorar en su hombro. Conócela de la mejor manera que sabes cómo.

6.Déjala hablar todo el tiempo que necesite

A veces, la mejor forma de restablecer a una mujer es sacar todos sus pensamientos. Deje que su esposa hable sobre sus sentimientos y problemas. Muestra empatía. Escucha cuidadosamente. Hacer preguntas. Participa completamente en la conversación.

7.Sé un socio

El matrimonio se está comprometiendo a compartir una vida juntos. Para llevar las cargas los unos de los otros. Para llorar el uno con el otro. Para apoyarse unos a otros en tiempos difíciles. El matrimonio significa ser el confidente, el amante y el amigo de uno. No eres solo dos personas que viven juntas. Eres una hermosa unión de dos personas que hacen un pacto para amarse para siempre.

8.Dale esperanza

Anímala. Hazle saber lo que amas de ella. Ayúdala a ver lo bueno en cualquier situación. Evita ser crítico o negativo. Cuando llegue al límite, sea el hombre que la eleve y le devuelva la luz y la esperanza a su vida.

9.Sé útil

Aprende el arte de mirar alrededor de la casa y encontrar cosas que se deben hacer. ¿Hay platos en el fregadero? ¿El perro necesita ser caminado? ¿Qué está roto que necesita ser arreglado? No esperes a que te pregunten. ¡Solo hazlo!

10.Dale un día todo para ella

Nada se siente mejor que obtener una manicura, pedicura, corte de cabello, masajes y un nuevo atuendo. Déjala dormir, toma un baño caliente y pasa un rato tranquilo solo. Apoyarla y hacerse cargo de sus tareas cotidianas, para que ella pueda tener tiempo para cuidarse sola.

11.Ora por ella

Justo antes de ir a la cama, arrodíllense junto a su cama, cogidos de la mano, y ore. Dile a Dios cuánto amas a tu esposa. Hazle saber lo que aprecias de ella. Pide su ayuda Pídale que le diga cómo puede ser una mejor esposa para ella. Pídale que la consuele y la ayude a verse a sí misma mientras él la ve.

12.Pregúntale qué puedes hacer para ayudar

Su esposa sabe lo que puede hacer para ayudarla a restablecerse, así que simplemente pregúntele. Ella lo apreciará más de lo que nunca sabrá. Porque, ¿sabes qué? Ella también te quiere y está agradecida todos los días por lo que haces por ella.

Fuente: www.familyshare.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla