El Efecto Pigmalión en el Ámbito Laboral



“Yo seré siempre un Jefe porque El siempre me trata como un Jefe” “Las expectativas de los Directivos se reflejan en el desempeño de sus colaboradores” El efecto pigmalión es vital en la contribución o no de la productividad de las empresas.

Pero, ¿Qué es el Efecto Pigmalión?

Efecto pigmalión consiste en superar lo que uno espera de si mismo solo a causa de la creencia de que puede conseguirlo.

Si un empleado recibe la continua aceptación de su jefe, es muy posible que aquél exhiba un alto desempeño en sus funciones y por tanto su rendimiento sea más alto, a la vez que efectivo, aumentando la autoestima (efecto pigmalión positivo). Si por el contrario, sus capacidades son siempre cuestionadas, la actitud indiferente y desmotivación por parte del subordinado vaya aumentando, lo que incuestionablemente conllevará una disminución de la cantidad y calidad de su trabajo, disminuyendo la autoestima. (efecto pigmalión negativo).

El Efecto Pigmalión en el ámbito laboral viene a significar que todo jefe tiene una imagen formada de sus colaboradores y los trata según ella; pero lo más importante es que esa imagen sea percibida por el colaborador aunque el jefe no se lo comunique.

Si su jefe espera lo mejor de usted y se lo hace saber, es muy probable que usted exhiba un alto desempeño. Pero si tiene un jefe que no confía en su capacidad y que tiene bajas expectativas respecto a su rendimiento, es muy probable que, tarde o temprano, usted cometa un error, u obtenga resultados negativos.

¿El Efecto Pigmalión debe “activarse” ó “ejercitarse” con todos?

Hay superiores que esperan más de unos colaboradores que de otros. Como consecuencia, premian a éstos más que a los otros, les orientan mejor en sus tareas, les elogian ante los demás y les ofrecen más estimulación. Si bien esto aumenta la confianza y autoestima de unos, perjudica y distorsiona la autoimagen de otros.

Nunca debemos etiquetar a alguien como “perdedor”, “lento” o “difícil”, ya que esto traería como resultado que el resto de los miembros tienda a negarle la contribución y el apoyo que necesita para hacerlo bien. Esto reduce aún más sus posibilidades de superación. Tratemos siempre de transmitir expectativas positivas, desarrollar competencias en sus colaboradores para desarrollarles el potencial.

He aquí algunas recomendaciones:

  • Ofrece oportunidades para superarse confiando en tus colaboradores tareas desafiantes y asegurándote de que tengan éxito frecuentemente.
  • Brinda retroalimentación positiva, que remarque sus fortalezas.
  • Utiliza un lenguaje positivo. “sé que puedes hacerlo”, en lugar de “espero que puedas hacerlo”; “Siempre creí en ti” y no “Temía que me decepcionaras”; “Este es un buen comienzo” en lugar de “Necesitaremos corregir esto en el futuro”.

Fuente: www.quierovivirmejor.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla