Formas naturales de tratar la resequedad de la piel.

La resequedad de la piel es un tema que aqueja a casi toda mujer. La solución está en el hábito de una hidratación continua.



La piel no solo es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, también es su escudo protector, por lo que es imprescindible mantenerla cuidada para que cumpla sus funciones. A causa de agentes nocivos como el sol, las rozaduras, productos químicos o el frío es habitual en muchas personas sufrir de piel reseca.

Seguramente esperas que te empecemos a hablar de cremas, productos y tratamientos, siempre que se habla de piel reseca salen a la luz lociones y cremas para evitarla, y aunque no te falta razón, muchas veces nos olvidamos de lo fundamental.

La piel es un reflejo de nuestra salud y un pilar fundamental de nuestra salud es la alimentación. El primer remedio para curar la piel reseca no es otro que llevar una dieta equilibrada, con preferencia en el consumo de frutas y verduras, además, es indispensable beber suficiente agua para mantener el cuerpo hidratado y que la piel luzca perfecta.

Pero no debemos beber dos litros de golpe antes de ir a dormir, nuestro cuerpo necesita estar constantemente hidratado, por eso tenemos que darle pequeñas dosis a lo largo del día, para que pueda ir absorbiéndola según sus necesidades.

1. Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene muchos antioxidantes y ácidos grasos saludables que son muy buenos para la piel. Alivia y acondiciona la piel seca de todo el cuerpo.

Aplica una capa delgada de aceite de oliva virgen media hora antes de ducharte. Coloca un poco de aceite de oliva en tus manos, tus piernas y demás áreas resecas. Masajea ligeramente.

2. Crema de leche

El ácido láctico presente en la crema de leche ayuda a tratar la resequedad de la piel. La naturaleza calmante de la crema de leche también equilibra el pH de la piel. La crema de leche tambien es un excelente humectante.

Mezcla unas gotas de jugo de limón y crema de leche. Frótala en tus manos y piernas. Dejála actuar por unos minutos antes de bañarte. Aplícala una vez por semana.

3. Leche

La leche tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes que alivian la piel seca y con picazón. Además, el ácido láctico contenido en la leche exfolia las células muertas de la piel y aumenta la capacidad de la piel para retener la humedad.

Remoja una toallita en leche fría y colócatela sobre las zonas resecas de tu piel durante cinco a siete minutos. Lava suavemente con otro paño empapado de agua tibia. Aplícala cada dos días.

4. Miel

La miel es considerada uno de los mejores humectantes naturales con propiedades antioxidantes, antimicrobianas y humectantes. Por lo tanto, ayuda a bloquear la humedad para hacer que tu piel sea más suave. Además, la miel contiene muchas vitaminas y minerales esenciales que ayudan a mejorar la salud de tu piel.

Antes de bañarte, coloca miel en las zonas resecas de tu cuerpo y déjala actuar durante cinco a diez minutos. Repite semanalmente para disfrutar de una piel muy bien hidratada.

5. Yogurt

El yogur es un excelente hidratante para la piel. Además, sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias ayudan a aliviar la piel seca, específicamente. Su alto contenido de ácido láctico ayuda a eliminar cualquier gérmen o bacteria que puedan causar resequedad o picazón.

Aplica yogur natural en tus manos, tu rostro y tus piernas. Masajea suavemente las zonas resecas de tu piel y permite que actúe durante 10 minutos. Luego, toma una ducha. La suave acción exfoliante del yogur dejará tu piel fresca. Repite a diario por 15 días.

6. Aceite de coco

Este aceite es excelente para tratar la piel seca. Tiene una importante cantidad de ácidos grasos que compensan cualquier pérdida de humedad de la piel.

Coloca aceite de coco en tu cuerpo antes de dormir. Lava tu piel por la mañana. Repite diariamente. También, puedes aplicar aceite de coco en las zonas resecas de tu piel después de tomar un baño. Cuando tu piel está húmeda, el aceite de coco se absorbe más fácilmente.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla