¿Padeces diabetes? Vigila muy de cerca tus pies



El pie diabético es la primera causa de amputación en México. La prevención es tu mejor arma. Aprende aquí a cuidarte.

Se estima que aproximadamente del 15 al 25 por ciento de los pacientes con este padecimiento desarrollan esta afección en los pies durante el curso de su enfermedad.

Es decir, que seis personas con diabetes tendrán una úlcera a lo largo de su vida, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social dados a conocer en su revista médica.

La amputación de un pie implica una reducción en la calidad de vida muy importante pues conlleva discapacidad y mortalidad prematura, de ahí la importancia de una estricta vigilancia de la salud de esa parte del cuerpo.

Para reducir la posibilidad de amputación de un pie a personas con diabetes es imperativo que, ante cualquier mínima lesión, se busque un tratamiento inmediato y, sobre todo, personalizado, como “un traje a la medida”, que será confeccionado por un grupo multidisciplinario de expertos.

Cada lesión, por pequeña que sea, debe ser tomada en cuenta tanto por el paciente como por sus familiares, explica Édgar Álvarez Trejo, doctor del Instituto para el Desarrollo Integral de la Salud.

“Es evidente que ya existe un daño en los vasos sanguíneos y nervios de los pies, y la falta de acción inmediata puede agravarla severa, rápida y fácilmente. La herida se puede infectar y en poco tiempo poner en riesgo la extremidad del paciente y hasta su vida”.

Actualmente existen nuevos tratamientos y tecnologías para la atención de la diabetes y sus complicaciones. Para el pie diabético existen nuevos apósitos, tratamientos quirúrgicos, tópicos y sistémicos, que ayudan a evitar amputaciones y mejorar las lesiones del paciente.

También existe calzado especial de horma amplia, corte acojinado y forro sin bordes ni costuras. Esas características evitan al máximo los roces y brindan acojinamiento y comodidad al delicado pie de las personas con diabetes.

El experto agregó que, la atención del pie diabético es una urgencia que pone en riesgo la vida de las personas, así que recomendó atenderse lo antes posible.

“Estas complicaciones pueden prevenirse con un control adecuado de la diabetes con dieta, ejercicio y medicamentos, así como revisiones periódicas, particularmente de los pies, con los que se debe mantener un cuidado excepcional que incluye corte de uñas y atención de lesiones (callos) por un especialista, con el objetivo de prevenir y/o detectar cualquier complicación”.

Álvarez Trejo destacó que las personas con diabetes, particularmente las que carecen de control (dieta, ejercicio, tratamiento médico) y mantienen niveles altos de glucosa en la sangre (azúcar), presentan daños de diferentes grados, tanto en nervios como en el flujo de los vasos sanguíneos, lo que afecta en mayor medida ojos, riñones y pies.

Síntomas

Los pacientes pueden presentar

  • Dolor en los pies
  • Úlceras
  • Resequedad
  • Entumecimiento
  • Falta de sensibilidad y otras sensaciones (neuropatía)
  • Alteraciones en la forma de caminar o en el equilibrio
  • Modificación de la forma de su pie causando deformaciones, las que pueden ocasionar callos, ampollas y hasta úlceras.

“Debido a la falta de sensibilidad propia de la diabetes, a veces el paciente no se da cuenta del daño y, en otras ocasiones, no le da importancia. Incluso hay quien con el paso de las semanas o meses se acostumbra a ver estas lesiones abiertas, con o sin dolor” explica.

Cuidados necesarios

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán recomienda estas acciones preventivas.

  • Higiene adecuada (baño diario)
  • Si usas tina verifica con el codo la temperatura del agua antes de meter el pie para evitar quemaduras
  • Seca bien tus pies; sólo si están completamente secos ponte el calzado
  • No uses soluciones secantes ni la secadora del cabello porque favoreces la resequedad y las grietas
  • Si tus pies están resecos huméctalos con crema, pero no la apliques entre los dedos pues se puede acumular la humedad
  • Usa zapatos cómodos sin costuras por dentro, pues evitarás la formación de callos
  • Usa calcetines con un porcentaje alto de algodón sin bultos que puedan lesionarte
  • No camines descalzo porque puedes lesionarte fácilmente sin notarlo
  • Corta tus uñas con cuidado y evita que se entierren o haya cortadas en la piel
  • Si tienes lesiones, no uses productos irritantes para curarlas como agua oxigenada y antisépticos.
  • Deja de fumar
  • Lleva tu tratamiento contra la diabetes al pie de la letra

¿Pones atención al cuidado de tus pies?
Fuente: www.selecciones.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla