¿Tienes basura electrónica? Recíclala en estos lugares

Uno de los grandes problemas que plantea el uso actual que le damos a la tecnología y a los aparatos generados a partir de ella...



Anualmente en el país se generan 350 mil toneladas de desechos electrónicos, de las cuales el 90 por ciento no recibe tratamiento especial. Con notables retrasos, la legislación mexicana los cataloga como desechos de manejo especial y no como residuos peligrosos, lo que deja a expensas de gobiernos estatales su manejo y confinamiento y no de la autoridad federal.
Uno de los grandes problemas que plantea el uso actual que le damos a la tecnología y a los aparatos generados a partir de ella es que la vida útil de los dispositivos es bastante corta y se limita a dos o tres años, dejando a su paso una gran cantidad de dispositivos que, debido a los materiales con los que están construidos, no es nada recomendable tirar a la basura así como una hoja de papel.

Estos dispositivos electrónicos necesitan de un tratamiento especial para separar sus partes de manera correcta, ver qué elementos aún sirven y asegurarse que las partes tóxicas sean destruidas de manera correcta. Para cumplir con esta función, existen distintas empresas que se dedican justamente a eso y que sabrán cómo reciclar esa vieja computadora o celular que tienes arrumbada en tu habitación.

Los residuos electrónicos son tóxicos y representan un riesgo a la salud humana cuando se liberan de manera informal o se disponen en tiraderos a cielo abierto, pues contienen mercurio, plomo, cadmio, berilio, cromo y bario, además de sustancias utilizadas para reducir el grado de inflamabilidad de los productos. Aunado a ello, otras naciones introducen clandestinamente estos desechos a México para abandonarlos aquí, sin que la Profepa y la Semarnat consigan frenar el problema
Las 500 millones de computadoras que llegaron al final de su vida útil entre 1994 y 2003 generaron cerca de 2 millones 872 mil toneladas de plástico, 718 mil toneladas de plomo, 1 mil 363 toneladas de cadmio y 287 toneladas de mercurio.

No obstante la potencialidad tóxica de los desechos electrónicos y la escasa tasa de reciclaje, la legislación mexicana –Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos– los califica como residuos de manejo especial y no como residuos peligrosos, por lo que son de competencia estatal a través de Planes de Manejo.

Sólo 19 estados cuentan con un marco legal para hacerlo: Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Durango, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, apunta el INECC en el más reciente informe Los residuos electrónicos en México y en el mundo.
Estas son 5 opciones que te recomendamos para reciclar tus desechos electrónicos y así ayudes a reducir e impacto ambiental que estos aparatos generan si no se destruyen de manera correcta.

EcoAzteca

Esta empresa cuenta con distintas certificaciones que la avalan para el manejo de desechos electrónicos de cualquier tipo. Aquí no sólo los usuarios o PyMES llevan sus viejos electrónicos, sino que, cuando se trata de grandes cantidades, ellos también acuden a recolectar los desechos.

Ubicación: Trigo 93, colonia Granjas Iztapala. Delegación Iztapalapa. Teléfono 56464016. Sitio web.

EcoPoint

Esa iniciativa se enfoca en la recolección específicamente de pilas y teléfonos celulares. Su modelo de trabajo es a través de puntos de acopio fijos que se encuentran en distintas partes de la ciudad en donde los usuarios acuden a depositar a cualquier hora y día de la semana su basura electrónica.

Ubicación: Hay distintos puntos de reciclaje en la Ciudad de México. En su sitio web se puede ver en dónde está el más cercano según el código postal.

Punto Verde

Esta opción, basada en la ciudad de Querétaro y enfocada en grandes cantidades, entrega a quien recicla sus residuos con ellos un Certificado de destrucción que avala que la basura electrónica fue destruida de manera adecuada y con el menor impacto negativo al medio ambiente.

Para la zona del bajío, la entrega de materiales se realiza directamente en la planta; mientras que para ciudades cercanas, como el DF o partes del Estado de México, se hace la recolección de manera gratuita, dependiendo el peso de lo que se va a reciclar, en un par de días. En caso de ciudades más lejanas se manejan opciones de pago de transporte de materiales según la cantidad de basura a reciclar.

Para ponerse en contacto con Punto Verde, que es una iniciativa de Recicla Electrónicos, hay que llenar una forma de contacto en su sitio web para iniciar con el trámite.

Recicladora electrónica

Esta opción está más enfocada a las empresas, ya que se especializan en la recolección y reciclaje de grandes cantidades de desechos electrónicos. Además de que ellos mismos se encargan de ir a recoger los dispositivos en desuso, también pagan por llevar los desechos con ellos. La cantidad a pagar depende de las cantidades y materiales que se vayan a reciclar.

Para reciclar con ellos es necesario llenar una forma de contacto en su sitio web y, posteriormente, ellos se ponen en contacto para coordinar la recolección.

Reciclatrón

Además de estos lugares que funcionan de manera permanente, la Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México organiza un “Reciclatrón” al mes en donde recibe miles de artículos electrónicos para reutilizarlos de manera adecuada.

Ubicación: Se va turnando por distintas partes de la Ciudad de México.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla