Actitud positiva es clave para perder peso.

La razón por la que algunas personas no tienen éxito en su intento de adelgazar tiene mucho que ver con la actitud con la que afrontan la dieta.



Cualquier programa de pérdida de peso o dieta es difícil, ya que la mayoría se basa en la modificación de hábitos muy arraigados.

Las barreras y obstáculos con las que te puedes encontrar para perder peso pueden resultar infranqueables si tu actitud no es la adecuada.

Muchas personas afrontan la dieta con pena, como si alimentarse de forma sana y perder peso fuera algo triste, cuando realmente es todo lo contrario.

Esta actitud negativa y de restricción es un enfoque que está condenado a hacernos fracasar tarde o temprano. Al primer contratiempo o dificultad, nuestra primera reacción será la de abandonar.

El mejor enfoque consiste en centrarse en los aspectos positivos de la realización de los cambios de vida que pueden llevar a un mejor control del peso. Por ejemplo, muchas personas piensan que cuando eran más activos físicamente, se sentían mejor. Esto puede utilizarse como motivación para seguir siendo activo.

Por supuesto que se necesita esfuerzo y tiempo para llevar una vida activa, pero merece la pena. Los cambios en el peso, en la salud y también en la actitud vital valdrán la pena. Y si comienzas con la actitud correcta, junto con un programa sólido, puede tener éxito.

Modificar los hábitos alimenticios es mucho más que dejar de comer o consumir menos cantidad de determinados alimentos. Significa explorar nuevas formas de alimentarse, probar alimentos nuevos y distintos platos.

Con una actitud positiva, esto es una aventura que merece la pena vivir; con una actitud negativa, nos quedaremos anclados en todo aquello que ya no vamos a consumir sin límites.

El mayor apoyo que necesitamos para emprender el viaje hacia una vida más saludable está dentro de nosotros mismos. Todo lo bueno que puedes conseguir perdiendo peso te compensará los esfuerzos que tendrás que hacer en ocasiones.

Con una actitud mental positiva te será más fácil sortear los obstáculos y conseguir tu objetivo de perder peso.
Haremos un repaso de las 10 claves que te ayudarán a garantizar el éxito de un régimen de adelgazamiento.

  1. Convencimiento absoluto de querer hacer una dieta, y responderte a esta pregunta: “¿Para qué quiero hacer dieta?” Seguro que tus respuestas te animarán a ello.
  2. Ten claros tus objetivos. Un truco para anclar esas respuestas: Escribe en post-it esas respuestas que te animan a iniciar y ponlas en un lugar visible para vincular tu objetivo a esas necesidades).
  3. Sé sincera contigo misma, si crees que sola no eres capaz, busca la ayuda de un profesional, elige aquel que te ofrezca confianza, el que te haga sentir cómoda, aquel que te escuche y te ofrezca una atención personalizada.
  4. Declara en tu entorno que estás haciendo dieta y pide ayuda para que respeten tu decisión, con ello contribuirán a tu bienestar.
  5. Se disciplinada y haz una plantilla con los menús de cada día, al final del día, felicítate porque lo estás haciendo muy bien.
  6. Si durante la semana has cumplido tu compromiso, permítete liviandad y prémiate con aquello que más te apetezca, eso sí con moderación.
  7. Seguro tienes en el armario algún pantalón que te encanta y ahora no te abrocha o ese vestido fantástico con el que te encontrabas guapa y segura, pero en este momento queda demasiado ajustado, bien, cada quince días una vez cumplido tu compromiso, pruébate esas prendas y observa cómo tu cuerpo se va adaptando a tus mejores aliados.
  8. Ten humor y creatividad para elaborar tus platos.
  9. Un secreto bien guardado, trabaja una afirmación siguiendo estos pasos:
    a) Pon tu objetivo en un papel, una frase positiva, corta y atractiva, ejemplo: “Hago dieta y me siento muy bien”.
    b) Repite esta frase 100 veces al día.
    c) Hazlo durante 33 días seguidos, si un día se te olvida, debes comenzar de nuevo y continuar tu afirmación 33 días más.
    d) Conseguirás preparar tu mente, encontrar un espacio para ti donde repetirás tu mantra y conectarás con tu deseo, fortalecerás tu compromiso.
  10. Si tienes claros los puntos anteriores, comienza ya y recuerda que ‘Menos es mas’: ‘menos kilos, más guapa’, ‘menos grasa, más salud’, ‘menos líquido, más ligera’, ‘menos volumen, más esbelta’, ‘menos talla, más opciones’.

Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla