¿Qué hacer antes y después de contratar un seguro de vivienda?

En México, solamente 26.5% de las casas cuenta con un seguro de vivienda y hogar, el resto carecen de él.



Tu casa es un bien a largo plazo, por ello es vital protegerla contra cualquier suceso inesperado, como un robo o fenómeno natural. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) en nuestro país sólo 26.5% de las casas cuentan con un seguro de vivienda/hogar, 6.5% corresponde a seguros voluntarios y 20% están ligados a un crédito hipotecario.

Protección.

Pero un seguro de hogar no sólo te permite cubrirte ante algún imprevisto con el inmueble, también puedes proteger los contenidos, si es que la casa es rentada, por ejemplo. Y más allá de lo que se piensa, el seguro es una herramienta financiera que representa un inversión, no un gasto.

¿Por qué? Cuando pensamos en contratarlo viene a nuestra mente que debe ser caro, y aunque es más costoso perder todo el patrimonio construido, es falso que sea caro, existen en el mercado unos muy accesibles. Además el seguro ayuda a que las familias se recuperen más rápido, en caso de sufrir un siniestro, evita un desequilibrio financiero, y es un mecanismo de previsión para mantener un nivel de bienestar de largo plazo.

Tener un seguro de hogar te puede proteger contra daños por robos, fenómenos hidrometeorológicos, incendios, rotura de cristales, explosiones, rotura de tuberías, además puedes contratar una cobertura adicional contra sismos, descargas eléctricas y daños ocasionados a vecinos o terceros.

La importancia.

De acuerdo con cifras de la AMIS, dadas a conocer en noviembre del año pasado las aseguradoras tendrán que pagar indemnizaciones por 16 mil 449 millones de pesos, derivado de los sismos ocurridos el 7 y 19 de septiembre en México.

En conferencia de prensa Recaredo Arias, director general de la AMIS, destaco la importancia de tener un seguro de casa y dijo que debido a los problemas que han detectado en los condominios, en donde los vecinos se deben poner de acuerdo sobre cómo se va a pagar la indemnización, y algunos están asegurados y otros no, como gremio, la AMIS tiene la propuesta de que se genere un seguro obligatorio para estos inmuebles.

Dijo que existe la propuesta que del último pago que se dé del Fonden se pueda dar un microseguro catastrófico a las nuevas viviendas de las personas, que tendría un costo de entre mil quinientos pesos a dos mil pesos, dijo.

Previo, antes de contratar un seguro, es importante considerar lo siguiente:

  • Verificar la información de la póliza.
  • Confirmar que se valúe adecuadamente la propiedad. Las aseguradoras pagarán una propiedad siniestrada de acuerdo con
    el valor que logren comprobar tras el siniestro.
  • Asegurarte que cubra los riesgos que necesiten; si vives en una zona sísmica baja, no tiene caso que contrates la
    cobertura por temblores o terremotos.
  • Domiciliar el pago del seguro, ya que al no estar registrado el pago, la compañía no puede pagar el siniestro.
  • Contratar con una institución seria.

Después, también es importante tomar en cuenta lo siguiente una vez que adquieran un seguro de hogar:

  • Documentar sus pertenencias, esto te ayudará a realizar la reclamación ante la aseguradora, incluso pueden incluir
    fotografías o un vídeo.
  • Declarar la verdad e informar sobre la situación real de tu vivienda, los materiales con que se construyó, los
    niveles, el uso que se le da, etc.
  • Resguardar los documentos importantes, como la póliza del seguro (varias copias), en lugares accesibles.
  • Resguardar las escrituras de su casa y las fotografías del inventario en bolsas de plástico.

Fuente: www.dineroenimagen.com


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla