Usos de la sal como tratamiento de belleza.

¿Habías imaginado alguna vez que podías emplear la sal para mejorar algunos aspectos de tu piel?



Te sorprenderías si conocieras la variedad de usos y beneficios que tiene la sal y como muchos de estos beneficios los puedes incluir en tu rutina de belleza. Lo cierto es que la sal no tiene una buena publicidad y sin embargo oculta una gran variedad de tesoros que nuestra salud agradecerá.

Exfoliante

Después de darte un baño y cuando te encuentras con la piel aún mojada, espolvorea un poco de sal en tus manos y luego frótala muy suave en tus brazo y tus piernas. El masaje con la sal te ayudará con la eliminación de las células muertas de la piel y mejorará la circulación de la sangre.

Baño para tus pies

Después de nuestras largas jornadas de trabajo siempre solemos terminar con nuestros pies muy agotados y la sal puede ser la solución a ese cansancio y a ese dolor en los talones. Sólo necesitas agua caliente y de tres a cuatro cucharadas de sal; procede a sumergir los pies en ésta agua y déjalos ahí hasta que la temperatura del agua no sea de tu agrado.

Elimina la laca

La sal también nos puede ayudar en los días en los que por la noche notamos que hay un exceso de laca en nuestro cabello. Mezcla un litro de agua, 1 taza de jugo de limón y una taza de sal de Epsom; tapa y deja que se asiente durante 24 horas, al día siguiente, vierte la mezcla en el cabello (estando completamente seco), mantenlo 20 minutos y luego lávalo como de costumbre.

Barros

También las compresas de agua tibia con sal serán ideales para reducir las inflamaciones de esos barros y granos tan molestos que salen en tu piel.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla