Como detectar la “prediabetes” a tiempo



La diabetes es una de las enfermedades que más víctimas cobra en nuestro país y en el mundo; pero además se caracteriza por ser un síndrome que desgasta crónicamente nuestro organismo e impide llevar un ritmo de vida normal.

Debido al estilo de vida sedentario, el aumento de la comida chatarra, las franquicias de comida rápida grasosa y otros varios factores; la diabetes es una enfermedad que cada vez es más común en adultos y en niños / adolescentes, con consecuencias tan terribles como la ceguera, amputaciones, etc.

En cambio, la prediabetes es un nombre que se le ha dado a un estado previo al desarrollo de esta enfermedad crónica, un estado que aun es reversible para la persona y que ya puede ser detectado a tiempo para tomar las medidas preventivas pertinentes.

Si estás interesada en conocer las pruebas para detectar la prediabetes te invitamos a seguir leyendo el artículo.

Actualmente existen dos pruebas para detectar la prediabetes:

Prueba de glucosa en ayunas.– como su nombre indica, consiste en medir los niveles de glucosa en la sangre antes de consumir cualquier alimento o bebida, y después de haber transcurrido al menos 8 horas desde la última comida. Se debe analizar la sangre del paciente y medir los niveles de glucosa; si se encuentra entre 100 y 125 miligramos por decilitro se debe considerar que está en estado de prediabetes.

Prueba de tolerancia a la glucosa.- la segunda prueba consiste en consumir cualquier bebida con alto contenido de glucosa y dos horas después realizar una prueba de sangre; si los niveles oscilan entre 140 y 200 miligramos por decilitro, se considera al paciente con prediabetes. Esta prueba está hecha para medir la capacidad del individuo al momento de procesar la glucosa.

Si resultaste positivo a la prueba y sufres del estado de “prediabetes”, no te alarmes, aun estas a tiempo de revertir este trastorno y evitar que se desarrolle por completo diabetes tipo 2. La clave para poder curar este problema se encuentra básicamente en la alimentación y ejercicio, tal como describiremos a continuación:

Reduce tu peso.- este paso es fundamental, ya que la principal causa de diabetes es la obesidad; por lo tanto es importante ponerse en contacto con nutriólogos profesionales o bien seguir dietas como la mediterránea que a continuación mencionaremos.

Dieta mediterránea.- es un tipo de dieta que consiste básicamente en consumir legumbres, nueces y preparar los alimentos con aceites de origen vegetal (como el aceite de olivo).

Regular la vitamina D.- esta vitamina es esencial para regular la síntesis de insulina en el cuerpo, hormona que es vital en el funcionamiento y correcto aprovechamiento de la glucosa. Esta vitamina se puede obtener tomando sol al menos 30 minutos al día o consumiendo suplementos de la misma.

Realizar actividad física regular.- es importante realizar alguna actividad física, por ejemplo se puede caminar unos 30 minutos al día, pero manteniendo un paso rápido que provoque esfuerzo constante. También puede optar por otro tipo de ejercicio como natación o utilizar la bicicleta estática.

Fuente: www.ingenioysalud.com

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla