Frutoterapia para la piel.

Aplicando sobre la piel las mejores frutas y verduras conseguiremos que todas sus vitaminas antioxidantes penetren en profundidad y nos proporcionen una piel tersa y luminosa.



A la hora de elaborar mascarillas caseras con frutoterapia, existen una serie de ingredientes naturales idóneos para combinarlos con la fruta. Ten en cuenta que, al mezclar distintos ingredientes en un mismo producto, estarás reforzando la acción del conjunto. Por eso te aconsejamos que cuando vayas a elaborar una mascarilla de frutoterapia utilices otros distintos elementos que funcionen en la misma dirección. Los mejores ingredientes naturales para combinar con la fruta son:

  • Aceites vegetales
  • Aceites esenciales
  • Arcilla

Si quieres saber cómo combinarlos de manera eficaz, visita nuestro artículo cómo elaborar mascarillas caseras naturales.

Frutoterapia en las afecciones de la piel

A continuación te relatamos, según las distintas afecciones de la piel, algunas de las frutas más recomendables para aplicar en forma de mascarilla o emplaste:

  • Acné: fresa, limón, pepino
  • Pieles grasas: fresa, limón, pepino, kiwi, manzana
  • Pieles secas: plátano, fresa
  • Pieles envejecidas: naranja, plátano, fresa
  • Celulitis: piña
  • Bolsas y ojeras: pepino, patata
  • Manchas: limón

Nuestra forma de vida actual nos empuja a buscar soluciones inmediatas y cómodas que resuelvan nuestros problemas de manera eficaz. Pero, ¿cuál es el precio a largo plazo? El problema de la mayor parte de los productos industriales es que no solo contienen sustancias que, efectivamente resuelven nuestros problemas de manera rápida, sino que también incorporan elementos nada saludables que pueden empeorarlos a largo plazo.

Cualquier sustancia que nos pongamos en la piel pasará al interior de nuestro organismo. Por eso, las vitaminas, minerales y otros oligoelementos de las frutas y verduras nos ayudarán de una manera natural, ecológica y saludable a mantener una piel tersa y luminosa, nutrida, hidratada y rebosante de vida. ¿Qué tal si echamos mano de la sabiduría popular? ¿Qué tal si escuchamos los consejos de nuestras sabias abuelas?

¿Cómo aplicar la fruta en la piel?

Con otros elementos naturales

Si queremos reforzar el efecto de la fruta, lo mejor es combinarla con otros elementos naturales triturando la fruta que queramos utilizar y mezclándola con un poco de arcilla en polvo (blanca o verde) y una mezcla de aceites vegetales y aceites esenciales. Tanto si queremos aplicar la mascarilla casera en el rostro, como en otra parte del cuerpo (celulitis, manchas, circulación o varices), el procedimiento será siempre el mismo: aplicarlo sobre la piel, dejar actuar durante 20min o media hora, y retirar con agua abundante.

Sola

Si prefieres utilizar simplemente una pieza de fruta, sin arcilla u otras sustancias naturales, te aconsejamos que humedezcas primero la piel y luego coloques encima una gasa esterilizada sobre la que aplicar el jugo de fruta. De esta forma, los nutrientes pasarán igualmente a la piel, pero el tejido de la gasa impedirá que el zumo se escurra por el cuello u otras zonas sin tener que estar limpiándolo constantemente.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla