Lo que debes saber sobre el trasplante de cabello



¿Qué es lo que involucra un trasplante de cabello y cuánto dura? ¿Cómo difiere esto de los tapones capilares?

Si eres hombre y has llegado a la década de los 30, has perdido mucho pelo y probado champús para crecimiento capilar sin demasiada suerte, seguramente has comenzado a hacerte estas preguntas.

¿Qué es el trasplante de cabello?

Para responderlas, te diremos que el trasplante de cabello es una forma de injerto de piel que reacomoda el cabello que tienes al tomar el pelo y la piel de un área de tu cabeza y moverla a otra.

¿Cómo es?

Es un tratamiento eficaz y permanente para la pérdida de cabello. Un trasplante de cabello implica un costo significativo y un tiempo de recuperación considerable. En la mayoría de los casos, se requieren múltiples procedimientos a lo largo del tiempo para obtener los mejores resultados.

Por lo tanto, los trasplantes de cabello generalmente se utilizan sólo cuando otros tratamientos para la caída del cabello no han funcionado.

Surgimiento

El concepto de trasplante de cabello se remonta a la década de 1950, cuando se descubrió que las secciones de cabello y piel podían moverse desde la parte posterior o los lados del cuero cabelludo (áreas que normalmente no se ven afectadas por la pérdida de cabello relacionada con la edad) hacia las secciones calvas del cuero cabelludo.

El cabello en las áreas trasplantadas continuaría creciendo como lo hacía antes de que fuera movido.

Técnica

Una técnica de trasplante de cabello utilizada durante muchos años implicó la reubicación de injertos de piel con 10 a 15 cabellos por injerto, aproximadamente del tamaño y la forma de una goma de lápiz.

Se dejaron pequeños espacios entre cada grupo de cabello. El aspecto de estos trasplantes dio lugar al término “tapones capilares”. Dicha técnica ya casi no se usa.

En cambio, el cabello se trasplanta a través de micro-injertos, en los que sólo se incluyen uno o dos cabellos en cada injerto, logrando un aspecto más natural.

Consideraciones

Si decides realizarte un trasplante de cabello, hay varios factores que debes considerar:

  1. Toma en cuenta la genética de pérdida de cabello que existe en tu familia.
  2. Recuerda cómo se ven (o se veían) los parientes varones de ambos lados de tu familia que están entre sus 50 y 60 años.
  3. Si ves puntos en común en la forma en que han perdido su cabello, puedes darte una mejor idea de cómo podría progresar tu pérdida de cabello.

Lo anterior es importante ya que los trasplantes de cabello no cambian tu genética. Debido a que sólo tienes 30 años, es probable que tu pérdida capilar continúe por algún tiempo.

Esto significa que si te hacen un trasplante de cabello para cubrir las áreas calvas, es posible que necesites trasplantes adicionales para cubrir las zonas donde sigas perdiendo cabello. De lo contrario, terminarás con parches de calvicie entre las áreas trasplantadas y las áreas donde permanece tu cabello natural.

Cuando el cabello se trasplanta, se ve igual durante aproximadamente un mes. Posteriormente se cae y, después de eso, transcurren de tres a cinco meses antes de que el cabello trasplantado comience a crecer nuevamente.

Lleva tiempo adicional más allá de este período para que el cabello llegue a una longitud adecuada y puedas darle estilo. Esto significa que no verás los mejores resultados de un trasplante de cabello hasta dentro de ocho a 12 meses después del procedimiento.

El costo puede ser de 10 mil dólares (casi 192 mil pesos mexicanos) o más por procedimiento. Debido a que se considera una cirugía estética cuando se usa para la pérdida de cabello relacionada con la edad, los trasplantes de cabello generalmente no están cubiertos por un seguro médico.

Con estas consideraciones en mente, generalmente se recomienda que pruebes otros tratamientos para la pérdida del cabello, como la loción de minoxidil de venta libre, antes de someterte a un trasplante de este tipo.

Si las opciones sin receta no son efectivas, habla con tu proveedor de atención médica sobre la medicación finasterida, que sólo se vende con receta. Se toma diariamente como una píldora.

Precauciones

También debes tener precaución sobre lo siguiente:

  1. Algunos profesionales ofrecen procedimientos que implican la implantación de fibras sintéticas en el cuero cabelludo que se parecen al cabello real.
  2. Ese enfoque puede tener graves efectos secundarios, ya que es probable que tu cuerpo reaccione a los materiales extraños.
  3. Para garantizar tu seguridad, acude con un médico certificado que esté capacitado y tenga experiencia en el tratamiento de la pérdida de cabello.

Fuente: www.selecciones.com.mx

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla