Postura correcta para conducir un vehículo



Las personas podemos llegar a pasar en un auto más tiempo de lo que estamos en la oficina o en la misma casa, por lo que tener una postura cómoda dentro de él es muy importante. Sin embargo, existen posiciones que podrían parecer cómodas, pero al final ponen en riesgo la integridad del conductor ante un posible accidente o frenado brusco.

Descubre cuál es la postura ideal para manejar:

  • Los brazos. No deben quedar completamente estirados. Deben quedar flexionados formando un ángulo de 45 grados que evitará lesiones en el hombro y en el cuello
  • Las piernas. Tampoco deben estar totalmente estiradas. Dóblalas hasta el punto en que sientas que alcanzas y controlas los pedales sin ningún problema.
  • Las manos. Deben estar tomando el volante a las 3 y a las 9 de un reloj. Para saber si tus manos están en la distancia correcta, estira el brazo sobre el manubrio si la muñeca se puede doblar sin ningún problema estás en la posición idónea.
  • La cabeza. Aunque no es obligatorio apoyar todo el tiempo la cabeza en el apoyacabezas,  es preferible que ésta quede apoyada a la misma altura que tu cabeza mientras manejas, para evitar daños en las cervicales y el cuello.
  • La espalda. Debe quedar totalmente recta en el asiento. Esto evitará menos cansancio y dolor cuando manejes mucho.
  • El asiento. Debe quedar lo más bajo posible mientras no merme el campo visual del conductor. Además, la cabeza debe quedar a un puño de distancia del techo en caso de volcaduras o saltos.
  • El cinturón. Protege el cuerpo por encima de la cintura y la clavícula. No puede quedar ni muy ajustado ni muy holgado. Pues, en lugar de protegerte, te está exponiendo a lesiones en cuello, clavícula y cabeza en caso de un accidente o frenada rápida. Recuerda usarlo siempre, no importa si son trayectos cortos.
  • El volante. Debe quedar a la altura de la barbilla, esto te permitirá evitar impactos de lleno con el mismo y además te permitirá maniobrar sólo con los brazos.

Un conductor precavido se preocupa que los pasajeros de su vehículo también viajen cómodos y seguros. Pídele a quien te acompañe en la parte delantera del vehículo que se ponga el cinturón de seguridad y, si viajas con niños, acomódalos siempre en la parte de atrás con su asiento especial.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla