Qué zapatos usar en la transición de temporada



En la transición de temporada -sin demasiado frío ni tanto calor- la elección de los zapatos no es un tema menor. Con outfits que no concuerdan con las sandalias y sin el ímpetu de sacar a relucir las botas de invierno, la propuesta a esta altura del año es optar por los modelos intermedios.

Para esta temporada, las opciones que cumplen estos requisitos son las botinetas semi abiertas, los mules (a medio camino entre las sandalias y los zuecos), las zapatillas de diseño -con algo de impronta deportiva y una forma más depurada- y las siempre vigentes chatitas o ballerinas.

1.Con qué se usarán

​Una regla de estilo básica es que los zapatos guarden coherencia con el atuendo. Por eso, es importante prestar especial atención al efecto visual que genere la combinación seleccionada. Por ejemplo, unos jeans cortos, especialmente si son anchos, en conjunto con unos mules con piel y detalles en el empeine harán que la pierna se vea más corta. Para las mujeres de piernas largas, esto no es problema. Pero quienes tengan piernas más cortas en relación al cuerpo, deberían evitarlos.

2.Pensar en la ocasión

Las zapatillas con algo de diseño y formas depuradas -blancas, en colores shocking o estampadas- siguen vigentes y se adaptan a distintos looks. La salvedad es evitarlas en los espacios laborales más tradicionales o estructurados o para las salidas más arregladas.

3.Incorporar las tendencias

Los zapatos son un buen complemento para agregar sutilmente los ítems de temporada. Un ejemplo: un modelo con algunas tachas dispersas no dará una imagen tan contundente como una campera de cuero con el mismo agregado. Aunque, no por eso, será menos eficaz en la imagen. La sugerencia: si quieres llevar alguno de las propuestas de temporada (como el terciopelo, colores como el violeta o el mostaza), puedes hacerlo a través del calzado.

4.Considerar el efecto visual

Las puntas de los zapatos pueden modificar la percepción del pie, haciendo que se vea más ancho o angosto, corto o largo. Los zapatos en punta tienden a estilizar el empeine y a alargar visualmente las piernas, si se combinan con medias y pantalón en el mismo tono. Ahora bien, no podemos generalizar y decir que todo zapato en punta genera este efecto ya que aplica a los que son del mismo tono, sin detalles o “cortes visuales” en el diseño, y si, por ejemplo, los usamos con una falda y tienen pulsera, visualmente acortarán nuestras piernas.

Por eso siempre es importante considerar no solo cómo es la punta, sino este tipo de detalles. Por su parte, el calzado con punta cuadrada ensanchará visualmente, por lo que resulta ideal para mujeres de pies largos y debería evitarse en casos de tobillos anchos. Los zapatos con punta redondeada no ensanchan tanto como los cuadrados y pueden resultar más cómodos para usar en cantidad de horas, si los comparamos con los de punta triangular. Darán sensación de estilizar más si se los usa con plataforma en la zona de la puntera.

5.Animarse a mezclar estilos

La multiplicidad de tendencias permite darle un sello personal a nuestros propios atuendos. La clave está en animarse. Una falda con zapatillas puede armar un mix descontracturado y original.

 

 

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla