Cómo prevenir el sobrepeso en los niños



Cada vez son más los niños que padecen sobrepeso. El motivo viene dado por varios factores como, por ejemplo, la alimentación preparada repleta de grasas saturadas y trans y los hábitos más sedentarios que han aparecido debido a las nuevas tecnologías.

Es importante controlar tanto la alimentación como los hábitos de los niños para, así, conseguir que estén en su peso ideal y no padezcan sobrepeso u obesidad. Por este motivo, en este post vamos a descubrirte algunos de los mejores consejos para prevenir el sobrepeso en los niños y apostar por hábitos saludables y beneficiosos para su crecimiento.

Cómo evitar el sobrepeso infantil: consejos y recomendaciones

Para poder evitar el sobrepeso, es importante que prestemos atención a los hábitos de alimentación y ejercicio que hacen los más pequeños. En esta etapa de su vida, tienen que alimentarse correctamente para poder crecer sanos y fuertes, por eso, algunos productos preparados destinados “para niños” tienen que mirarse con lupa.

Aquí te dejamos los consejos para prevenir el sobrepeso en los niños y que te ayudarán a cambiar sus hábitos de alimentación y salud.

Controla tu despensa

Este es un truco esencial para conseguir evitar que los niños padezcan sobrepeso. En lugar de tener tu despensa repleta de bollería, galletas y chocolate, reduce al máximo estos productos yten frutas más variadas, yogures y tentempiés saludables que le ayudarán a saciar su apetito de forma sana.

Fomenta el deporte y el ejercicio físico

Durante la etapa de la infancia, los niños están más activos y con mucha energía y, por eso, es interesante que aprovechemos esta vitalidad para fomentar hábitos saludables. Apuntarle a clases extraescolares de baloncesto, natación, baile, patinaje, etc. es algo muy recomendable para conseguir que estén activos y que eviten tener una vida en exceso sedentaria.

También puedes fomentarles a que se ejerciten sin salir de casa creando una actividad en familia que active el cuerpo: por ejemplo, hacer yoga, concursos de baile, artes marciales, etcétera. Relacionar la actividad con la diversión es la mejor manera de prevenir el sobrepeso infantil.

Nada de bebidas azucaradas

Es muy común que, durante la época de crecimiento, se le den a los niños zumos envasados o refrescos para calmar su sed. Este hábito está totalmente desaconsejado porque ambas opciones son muy ricas en azúcares.

En su defecto, se recomienda que beban más agua o, si quieres que tomen más frutas, haz que los zumos sean naturales y hechos en casa. De esta forma, te aseguras que están tomando una bebida nutritiva y 100% saludable.

De postre siempre fruta

También es muy común darle a los niños postres pensados para ellos como son las natillas, los flanes, las copas de nata y chocolate, etcétera. Si bien estos postres gustan muchísimo a los niños, también es cierto que están plagados de azúcares y calorías vacías y, por tanto, tienen que limitarse a 1 o 2 veces a la semana.

Para el postre no hay nada mejor que la fruta del tiempo o preparaciones más elaboradas como una rica macedonia. También puedes optar por yogures, pero procura que siempre sean desnatados para, así, controlar las grasas que le das a tu hijo.

Raciones adecuadas a su edad y tamaño

Y, por último, es importante que el pequeño tenga un plato adaptado a su edad y a sus necesidades calóricas. Muchas veces, servimos un plato similar a un niño de 8 años que a otro de 12 y, lo cierto, es que sus necesidades biológicas no son las mismas. Tenemos que adaptar sus raciones y darle aquello que realmente necesita su cuerpo. En este sentido, lo más recomendable es que hables con su pediatra para que te oriente y te indique la cantidad que deberá tomar.

 


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla