¿No te crecen las uñas?

Para tener unas uñas largas y saludables podemos recurrir a productos naturales que son efectivos gracias a sus propiedades hidratantes y regeneradoras.



Las uñas débiles, quebradizas y delgadas pueden originarse por muchos factores (incluso el estrés), pero lo importante es saber cómo combatirlas. Te presentamos los mejores consejos para que le des la bienvenida a unas manos envidiables.

Estas se ven expuestas con frecuencia a agresiones externas. Una anormalidad en la uña puede ser fruto de traumas, enfermedades o el uso de productos como detergentes y blanqueadores.

1. HIDRATA CON DEDICACIÓN

Según expertos, no hay nada peor que la resequedad en las uñas. La manera apropiada de humectarlas es no sólo en aplicando aceite en la cutícula, sino en la uña entera y expandir el producto hasta el primer nudillo. Ahí es donde se genera la uña y si no prestas atención, crecerán dañadas.

2. LA BASE NO SÓLO ES UN INVENTO DE LA MERCADOTECNIA

No sólo protegerá tu uña de los pigmentos del esmalte, además hay fórmulas que contienen ingredientes que fortalecen y mejoran la calidad de la base. El base coat además hace que el color dure más tiempo, tu manicure se mantenga intacto sin craquelarse y las uñas crezcan mejor.

REMEDIOS PARA QUE TE CREZCAN

• Ajo

Es uno de los ingredientes naturales más conocidos para que las uñas crezcan rápido y fuertes.

El ajo es excelente para prevenir la formación de bacterias, mejorar la circulación y hacer crecer las uñas de forma rápida y natural.

¿Qué debes hacer?

Tritura 2 dientes de ajo y coloca la pasta sobre las uñas,

Déjala actuar por 10 minutos y repite a diario.

• Aceite de coco

Aunque seguramente suene gracioso, el aceite de coco no sólo sirve como mantequilla, desmaquillante, acondicionador y hasta para tus perros. Sus nutrientes las mantienen fuertes y humectan las cutículas. Pon una bolita de aceite de coco si tienes un pellejito o padrastro para evitar que se infecte.

• Lima, masajea, repite

Utiliza una lima con 4 lados: uno para pulir, otro para rebajar, un tercero que dé brillo y otro más fuerte para remover callos. Hazlo con movimientos hacia el mismo lado para no dañar la cutícula de la uña y evitar quiebre. Después de pintarte las uñas, pon crema en todas las manos y da un masaje de las muñecas a las puntas de los dedos, enfócate en la punta.


Tu preferencia es nuestra principal motivación, si te gustó esta nota, ayúdanos a compartirla