¿A quién le agrada que las arrugas en la frente “revelen” nuestra edad?